Aprende a negociar tu sueldo



ENRIQUE GALLUD JARDIEL 
20 minutos, (29-01-08)

 


¿Cuanto vamos a ganar en nuestro nuevo trabajo? Todo Puede depender de nuestra capacidad de argumentación

Te han ofrecido un nuevo puesto y ha llegado la hora de concretar las condiciones del mismo. Puede que la opción sea fija, del estilo «Lo tomas o lo dejas», pero puede que no. De ser así, ¿estás seguro de hallarte preparado para negociar tu sueldo con habilidad? Quizá no estén de más algunos consejos extraídos de la experiencia de muchos.


Pasos que hay que seguir.

* Debes enterarte de cuál es el sueldo habitual para el cargo que vas a desempeñar. Investiga y pregunta en otras empresas. También puedes encontrar la información en Internet, pues hay páginas especializadas. Valora todo esto en relación con tus méritos profesionales.

* Se consciente de tus cualidades y conocimientos. Asegúrate de que quien te contrata los conoce y hazlos valer.

* No seas excesivamente avaricioso. Un aumento de un 10% o un 15% sobre lo que ganabas en tu anterior empleo se considera todo un éxito.

* No saques el tema del sueldo antes de que lo haga quien te contrata. Retrásalo todo lo posible, hasta que sepas bien en qué consiste el trabajo.

* Si te preguntan cuánto piensas ganar, responde que esperas una remuneración acorde con el mercado de trabajo y con tus méritos o da una escala de sueldo que te parezca conveniente. No te asuste pedir mucho. Si no están dispuesto a concederlo, te lo dirán y siempre puedes ajustarte. Si pides poco pensarán que te infravaloras y tendrán mala opinión de ti.

* No mientas nunca sobre cuánto ganabas en otros sitios. Los que contratan están muy al tanto de esas cosas y pueden enterarse de la verdad.

*No te sientas obligado a decir que sí ante la primera oferta que te hagan. El regateo es algo aceptado en el mercado laboral. Simplemente procura hacerlo con elegancia. Que no parezca que el dinero es para ti lo más importante a la hora de tomar una decisión.

* Durante el proceso procura mantenerte calmado. No te excites ostensiblemente cuando se hable del sueldo.

* No te concentres únicamente en lo económico. La oferta puede incluir otras compensaciones que merezca la pena considerar (seguros médicos, bonos, comisiones, etc.) Si el sueldo que te ofrecen no es totalmente satisfactorio, intenta que te compensen con esos incentivos o bien con más vacaciones, un título de mayor importancia, flexibilidad en el horario u otra mejora que te convenga.

* Pide siempre que te den por escrito la oferta con las condiciones y el sueldo y espera un día o dos antes de dar la contestación definitiva.