El cibercurriculum



 ENRIQUE GALLUD JARDIEL

Tu curriculum por e-mail. Cómo enviarlo

Ésta forma de presentación es hoy muy común y está sustituyendo al soporte de papel. Cada vez son más las empresas que prefieren recibir los currículos por correo electrónico. Por ello tenemos que modernizarnos y aprender unos cuantos trucos para poder impresionar a nuestros posibles contratadores.

Formato. Es conveniente enviar el currículo en formato PDF, que mantiene la forma y el estilo en el que lo elaboraste. Aunque lo hayas creado con un programa de tratamiento de textos (como «Word» o similar), puedes transformarlo a este formato, que funciona con todos los sistemas operativos, bajándote de la red programas gratuitos de conversión.

Opciones. Por si el receptor tuviera problemas para abrir el PDF, puedes enviarle también el currículo pegándolo debajo del texto de tu correo. Preséntalo como una facilidad que le das. Cuida la forma, ya que en los e-mail pueden desencajarse y si empleas tabulaciones, el texto se descolocará. No emplees frases largas, pues algunos programas de correo electrónico cortan palabras y las frases superan los 72 caracteres.

Tipografía. No dibujes con letras. Emplea una fuente de fácil lectura y prescinde de adornos. «Times New Roman» o «Arial», debido a su claridad, son las más idóneas. No uses un tamaño muy pequeño: nunca menos de un 12 o un 14. La legibilidad es esencial si quieres que lo lean con detenimiento. Por la  misma razón evita colores, dibujos o elementos un tanto infantiles. Se trata de producir una impresión de seriedad y rigurosidad.

Fotos. Si añades una imagen a tu currículo asegúrate de que no tiene demasiada definición. Tu documento debe abrirse con rapidez y, si algo lo dificulta, es posible que vayas directamente a la papelera.

Motivo. Es imprescindible rellenar adecuadamente el recuadro de «Motivo» en tu e-mail. Si el destinatario recibe algo de un desconocido puede que no lo lea, si no sabe quién eres. Indica algo así como «Envío de curriculum para tal puesto».


Más información. En el mensaje que incluye el currículo ofrece mandarlo también en papel, si lo desean. Una excelente opción es poseer tu propia página web en la que indicar tus actividades de manera más detallada. Muchos profesionales lo hacen y los resultados son excelentes. Puede ser una página de pago (las hay muy económicas) o incluso un blog gratuito que emplees para tal fin (con una única entrada que contenga toda la información). Invita a las empresas a que la visiten para conocerte mejor. Una página cuidada, elegante y bien escrita causa una gran impresión.