Comepecados



ENRIQUE GALLUD JARDIEL

El nombre de esta ocupación varía de país en país y de cultura en cultura. Se trata de un expiador profesional de los pecados de los otros que, a cambio de una modesta remuneración, toma sobre sí las culpas ajenas. Es la profesionalización del chivo expiatorio que se menciona en la tradición judía. La palabra castellana es la traducción literal del término inglés sin-eater, puesto que es en algunos lugares de Inglaterra y de Escocia donde ha perdurado esta rara costumbre.

Este personaje desempeña una función mágica. Mediante su rito purifica el alma del finado y permite que descanse en paz. Por la misma naturaleza pagana de la costumbre, se sabe poco de ella y las localidades que tienen su propio comepecados no suelen airearlo. Aunque son muy escasos en la actualidad, hay constancia de su gran número durante el siglo XIX y han sido excelente material para muchas obras de ficción.

El comepecados es generalmente de un mendigo o de alguien repudiado por las autoridades eclesiásticas locales. El rito es el siguiente: los familiares del muerto o  moribundo colocan sobre su pecho un trozo de pan y un recipiente con cerveza. Tras unas oraciones específicas en que supuestamente los alimentos absorben los pecados, se los dan al expiador, quien los ingiere.


¿SABÍAS QUE...

...los últimos casos documentados se han dado en Wales?

...esta práctica es común en gran número de cultural tribales?

...tras la ingesta de los alimentos ha de quemarse el recipiente de la cerveza, para eliminar toda impureza?

...esta tradición es una representación simbólica del acto de devorar al enemigo para hacerse con sus habilidades?